22 septiembre, 2021
Breaking News

Reapertura de fronteras al turismo en Francia

PARÍS (AP) — Luego de “un año muy malo”, el operador turístico Marc Vernhet de París ve un relámpago de luz con el regreso prometido de turistas estadounidense y otros territorios que son bienvenidos en Francia desde el miércoles si fueron vacunados contra el coronavirus.

Su agencia, 2CVParisTour.com, está comenzando a recibir reservaciones otra vez por estadounidenses para sus recorridos turísticos, efectuados en particulares carros Citroën. En junio hay todavía bastante escasas, pero las cosas se ven mejor para julio, comentó Vernhet en un rato en que Francia está dando los primeros pasos para rehacer su postura de destino predilecto del turismo extranjero.

Previo a la enfermedad pandémica, Vernhet efectuaba 3 o 4 recorridos por la ciudad más importante al día. El trabajo se acabó una vez que Francia entró en confinamiento, y ahora solamente está llevando a cabo unos 3 recorridos semanales, casi exclusivamente para turistas franceses. Vernhet consideró que la reapertura de las fronteras del territorio a los turistas vacunados es una “noticia excelente”, sin embargo mencionó que todavía se requerirán varias semanas para que el comercio recupere cierto aire de normalidad, y indicó que “no estoy esperando trabajar al nivel al que suelo hacerlo antes de mediados de julio».

“Hemos estado esperando esto durante meses y meses», señaló.

Para lograr ingresar a Francia, los estadounidenses y otros visitantes de la mayor parte de las naciones fuera del continente Europeo necesitarán demostrar que fueron inoculados plenamente contra el coronavirus con vacunas aprobadas por la Agencia Europea de Medicamentos.

Francia únicamente acepta las inoculaciones de Pfizer, Actualizada, AstraZeneca y Johnson & Johnson (Janssen), lo que supone que el turismo no va a estar volviendo rápido a partir de los lucrativos mercados de China y Rusia, que usan vacunas no aprobadas por la agencia reguladora de las medicinas.

Sin una de aquellas 4 vacunas, la mayoría de los visitantes que no provengan de otros territorios de la UE van a tener que enseñar que poseen una razón de peso para ir a Francia y deberán guardar cuarentena luego de su llegada.

Además de reabrir sus puertas a los turistas, el regimen francés además autorizó el miércoles a los restaurantes y cafés volver a recibir comensales bajo techo, y la ayuda a los gimnasios. El territorio ha registrado 110.000 fallecimientos involucrados con el coronavirus.