7 abril, 2020
Breaking News

Zeltiq Coolsculpting, lo más novedoso en tratamientos corporales

El Centro de Estética líder en Zona Norte, RoMedicalArt, anuncia la llegada a Martínez del novedoso tratamiento no invasivo Zeltiq Coolsculpting. Esta aparatología (que va a tener la única unidad con el cabezal más flexible del país en este Centro de Estética) tiene como propósito reducir la grasa anatómico usando el frío, de forma suave y eficaz. El frío se aplica externamente sobre la piel y, sin dañarla, se logran destruir los adipositos; lo que lo transforma en una técnica renovadora, muy eficaz y segura.

RoMedicalArt se transforma en el Primer Centro de Argentina que tiene el Zeltiq Coolsculpting con el cabezal más flexible. De esta manera, el tratamiento es más efectivo y deja hacerse en zonas más “complejas anatómicamente” (como brazos y cara interna de piernas) que con los otros cabezales no se hacía tan simple puesto que no podían tomar apropiadamente la zona sebosa.

Con la llegada del verano y el calor, son numerosas las opciones que desde el Centro dirigido por la doctora María Rolandi Ortíz, se ponen a predisposición de hombres y mujeres que deseen conseguir perfectos y efectivos resultados, mas esta sea quizá la que más atraiga a los que deseen acceder a lo último en tendencias no invasivas.

Zeltiq Coolsculpting suprime de forma natural las células grasas, que no vuelven a aparecer jamás más en el cuerpo. El enfriamiento controlado del procedimiento Zeltiq ataca y suprime solamente células grasas. Otras modalidades de tratamientos como láseres, radiofrecuencia o bien ultrasonidos centrados, afectan a la grasa mas asimismo pueden afectar al tejido lindante.

La tecnología de CoolSculpting, es capaz de solventar uno de los mayores retos estéticos: conseguir la destrucción selectiva de cúmulos de grasa localizada de forma no invasiva.

El procedimiento puede perdurar dos horas o bien más, en dependencia del tamaño del área a tratar. A lo largo de su consulta, la Doctora le notificará sobre la duración estimada de su tratamiento. Después de este procedimiento se puede regresar a la actividad normal, incluyendo trabajo y ejercicio.

Se acostumbra a ver una reducción notable y medible de grasa de 1 a cuatro meses tras el tratamiento. Los resultados con CoolSculpting no son tan radicales y veloces como con otros tratamientos invasivos como la lipoescultura pues se trata de un procedimiento más natural. Si desea eludir el dolor, el peligro, y el tiempo de restauración asociado a una lipoescultura, CoolSculpting puede ser su tratamiento, sus resultados son equiparables a una lipoescultura.