7 abril, 2020
Breaking News

Refuerzo de Royal Caribbean para captar turistas en Latinoamérica

Con una nueva oficina en Montevideo, un stand en la última FIT de la ciudad de Buenos Aires, y el propósito de que los agentes de viajes conozcan mejor sus productos para aconsejar a los clientes del servicio, Royal Caribbean muestra sus novedades en los mercados de Argentina y Uruguay. Alberto Muñoz, directivo de Ventas y Desarrollo de Negocios para América Latina de la compañía de cruceros, dialogó con HOSTELTUR.

¿De qué forma trabaja Royal Caribbean en los países sudamericanos?

Nuestros mercados más grandes son México, Brasil, hasta el momento Argentina -con todo cuanto sucede- y Colombia. Chile es fundamental pues aunque es un mercado pequeño, al chileno le agrada viajar en cabinas buenas; quizá el total no es tan grande mas el revenue es interesante. El mexicano, por poner un ejemplo, gasta mucho a bordo. Nosotros medimos todo eso para conocer los mercados y los clientes del servicio. Tenemos un equipo nuevo para manejar nuestras marcas, y estamos medrando a un ritmo buenísimo.

¿Qué tendencias observa en el mercado de cruceros?

En los próximos diez años la marca Royal Caribbean va a agregar un navío nuevo al año y Celebrity va a tener un navío nuevo al año en los próximos cinco años. Tendremos un desarrollo fundamental. Y la inversión que hemos hecho en Coco Cay nos ha dado unos resultados magníficos; desde mayo que inauguramos ha mantenido el nivel número 1 de satisfacción del cliente del servicio entre todos y cada uno de los destinos y lugares del Caribe como de todo el sistema.

¿De qué manera se posiciona la compañía en el segmento?

Royal Caribbean tiene el mayor posicionamiento de marca a nivel del mundo de cruceros. El top of mind. Mas la gente ignora en muchas ocasiones temas puntuales de nuestro producto, que es superior a la competencia. Y los agentes en ocasiones ofrecen otros productos por carencia de conocimiento. De Celebrity la gente se ha quedado atascada con una imagen de hace diez años. Es un producto que ha evolucionado, es más moderno, más complejo, ya no solo para gente grande. El navío Edge es un producto fabuloso, muy elegante, moderno.

Alberto Muñoz en la presentación de Royal Caribbean en Montevideo

La relación costo-beneficio es una de los beneficios que los cruceros habitúan arbolar ¿Exactamente en qué se fundamenta?

Algo que nos pasa es que alguien que va al Caribe a un all inclusive, y después a Royal Caribbean Argentina, entonces retorna al crucero. Si está mal el tiempo el navío se mueve, conoces múltiples destinos, y cuando el cliente del servicio conoce el producto Celebrity vuelve a él.

¿De qué manera definiría a las 3 marcas que están fomentando entre agentes y viajantes?

Diría que Royal es el producto para 2 o bien 3 generaciones, familiar. Celebrity asimismo puede ser familiar pues tiene Kids Club mas es para quien desee comer mejor, tomarse un buen vino, ir al spa, llevar una vida sana. Y Azamara está enfocado en la cultura y los destinos. No es solo adultos, mas sí es un tráfico más adulto. Está enfocado más en conocer el destino y no tanto la diversión, es el producto en que seguramente se precisa instruir más a la industria de agencias de viajes a fin de que lo puedan ofrecer a sus clientes del servicio.

Aparte de los navíos nuevos ¿han hecho renovaciones?

Algo que tienen las compañías de cruceros es que de forma tradicional el producto de tres y cuatro noches, el «corto Caribe» siempre y en todo momento tenía los navíos más viejos, y lo que ha hecho Royal para mudar eso es que ha invertido en el navío que sale de Puerto Cañaveral US dólares americanos ciento diez millones en reformas y US dólares americanos ciento veinte millones en el que sale de la ciudad de Miami. Son navíos completamente remodelados. Y con Perfect Day en Coco Cay tenemos diez recorridos, tanto de corto recorrido como de siete noches.

Tenemos una influencia tan positiva que tendremos recorridos que pasan un par de veces por Coco Cay, que el día de hoy es el parque acuático más grande de Norteamérica.

¿De qué manera es la relación con otros actores en lo que se refiere a empaquetar destinos para pre y artículo cruceros?

Eso lo dejamos a las agencias, a los operadores. Hay destinos que se prestan para empaquetar y otros que no. Miami es un tanto complicado, sobre todo pues el sudamericano lo conoce bien y no le agrada que se lo empaqueten, salvo que sea algo que le convenga desde la perspectiva de lo que paga. Otros destinos más exóticos tienden a marchar mejor en bultos, o bien los reposicionamientos de los navíos asimismo se pueden empaquetar.

¿Cuál es la meta de su nueva representación en Uruguay?

Estábamos interesadísimos en tener una representación local con un representante que estuviese físicamente en Uruguay, pues este es un mercado que tiene mucho potencial de desarrollo. El uruguayo cada vez conoce más lo que son los cruceros, y por los estudios de mercado que hemos hecho, a los uruguayos les chifla el Caribe, las playas, y ese es nuestro territorio. En Uruguay la expectativa es medrar. Nosotros medimos en los mercados la penetración de cruceristas y el Uruguay tiene un techo para medrar, increíble.